Todo sobre la protección de tu piel

Disfrutar de la vida con la tranquilidad de estar bien protegido es lo que ha llevado a Ladival® a innovar en las soluciones más avanzadas en protección solar.

¿Qué es la radiación solar?

La radiación solar es el conjunto de radiaciones electromagnéticas emitidas por el sol. La sobreexposición a estas radiaciones es perjudicial para la salud.

Tipos de radiaciones

Ultravioleta (UV)

La radiación ultravioleta (UV), parte integrante de los rayos solares, produce varios efectos sobre la salud.

Ésta radiación se divide según su longitud de onda en tres grandes tipos:

La radiación UV-A es la de mayor longitud de onda, por ello penetra en mayor cantidad hasta la dermis. Su alto nivel de energía aumenta la formación de radicales libres, produciendo un envejecimiento prematuro y daños permanentes en la dermis. Es también responsable de diferentes efectos biológicos como el bronceado duradero, el fotoenvejecimiento y las manchas solares de la piel.

La radiación UV-B es la responsable tanto del bronceado como de las quemaduras solares, sólo llega hasta la epidermis.

La radiación UV-C, es la que contiene mayor energía, pero es a la vez la menos peligrosa, ya que no llega a la superficie terrestre gracias a la capa de ozono.

Infrarroja A (IR-A)

La radiación Infrarroja A (IR-A) tienen efectos nocivos sobre la piel, principalmente por su capacidad de penetrar hasta la capa más profunda de la piel: la hipodermis.

Las consecuencias visibles son una piel con arrugas profundas, debido a un envejecimiento prematuro y deshidratación cutánea.

¿Qué es el índice solar mundial o índice ultravioleta (UVI)?

El UVI es una medida que se utiliza a nivel mundial, para medir la intensidad de la radiación ultravioleta (UV) en la superficie terrestre, durante las 4 horas alrededor del mediodía solar. El UVI se expresa en valores positivos a partir de 0 e indica la probabilidad de sufrir lesiones cutáneas y oculares según el tiempo de exposición.

En muchos países cercanos al ecuador, el índice UV puede llegar a 20 en verano, mientras que en Europa, no suele superar el nivel 8, aunque en algunas ocasiones, especialmente en las playas, puede superar este valor.

¿Cuáles son los factores que más influyen en la intensidad de la radiación solar?

Altitud
La intensidad del sol, es mayor, cuanto mayor es la altitud a la que nos encontramos.

Oblicuidad
Se refiere al ángulo de incidencia de los rayos solares sobre la tierra, y viene determinada tanto por la latitud, como por la estación del año en la que nos encontramos.

Latitud terrestre
En una misma estación, en las latitudes más cercanas al ecuador la intensidad solar es mayor.

Superficie
Muchas superficies son capaces de reflejar las radiaciones solares aumentando su intensidad: La nieve refleja hasta un 85% de las radiaciones solares, mientras que la arena refleja un 20%.

¿Qué es el fototipo?

La clasificación del tipo de piel, conocida como fototipo, depende de la calidad de la respuesta de un sujeto a la acción de los rayos de sol. El fototipo, dependerá de la cantidad de melanina en la piel y se evalúa en una escala del 1 al 6.

Pieles extremadamente sensibles al sol, siempre se queman en la exposición solar y no se broncean. También adecuado para pacientes en tratamiento con medicamentos fotosensibles y para embarazadas.

Pieles sensibles al sol y/o pieles que se queman a menudo al exponerse, aunque se broncean ligeramente.

Pieles poco sensibles al sol. Toleran la exposición solar sin problemas de fotosensibilidad.

Pieles resistentes al sol. Pieles que casi nunca se queman.

¿Qué son los filtros solares?

Los filtros solares son los principales protagonistas del protector solar. Tienen como propiedad más relevante, la de reflejar, absorber o dispersar los rayos solares, protegiendo la piel de los efectos dañinos del sol, para poder disfrutar sólo de lo bueno del sol, sin riesgos.

Según su mecanismo de acción los filtros solares se clasifican como: físicos, químicos, biológicos y organominerales. Ladival® garantiza para cada producto, la mejor combinación de filtros solares ofreciendo la protección solar UV-A/UV-B e IR-A más completa mediante el desarrollo de numerosas formulaciones adecuadas a cada tipo de piel, y a cada situación.

Solamente los productos con un sistema de filtración de las radiaciones UV-A / UV-B equilibrado pueden distinguirse con el símbolo UVA en los envases, proporcionando una garantía de eficacia y seguridad frente a la radiación ultravioleta (UV).

Por eso Ladival®, siguiendo las recomendaciones de la Unión Europea, evalúa sus FPS según el método COLIPA, garantizando que el índice de protección solar UV-A, frente a UV-B, supera el límite de 1/3 del FPS indicado para UV-B.

 

¿Qué es el Factor de Protección Solar (FPS)?

El factor de protección solar (FPS) nos indica el aumento de tiempo en que la piel puede permanecer al sol, sin sufrir sus efectos nocivos: enrojecimiento, eritema solar y quemaduras.

¿Qué es el Infrarrojo-A (IR-A)?

LA INNOVACIÓN LADIVAL: PROTECCIÓN SOLAR EN PROFUNDIDAD

La radiación Infrarrojo-A o (IR-A), es la radiación que penetra hasta la hipodermis en la capa más profunda de la piel, el Infrarrojo-A es una de las principales causantes del envejecimiento prematuro, provocando arrugas profundas, flacidez y descolgamiento, la pérdida de firmeza y elasticidad de la piel, la aparición de arrugas y manchas, y otros efectos nocivos para la salud de la piel. Es por ello que se hace absolutamente necesario protegerse frente a la radiación IR-A, cuando estamos expuestos al sol. Todos los protectores solares de Ladival® protegen de las radiaciones UV-A, UV-B e IR-A previniendo eficazmente del envejecimiento prematuro, la pérdida de firmeza y elasticidad de la piel, la aparición de arrugas y manchas, y otros efectos nocivos sobre la piel.

¿Cuáles son los efectos de la radiación Infrarrojo-A sobre la piel?

Estudios independientes de Environmental Health Research Institute de la universidad de Düsseldorf en colaboración con Laboratorio STADA demostraron por primera vez, que la Radiación Infrarrojo-A, causa daños en la piel: El IR-A aumenta la expresión de un enzima que destruye las fibras de colágeno, e impide la síntesis de nuevo colágeno, por ello, el resultado es una piel envejecida prematuramente, con más arrugas, arrugas más profundas, y una pérdida notable de firmeza, asi como, flacidez y descolgamiento.

¿Cómo podemos protegemos del Infrarrojo-A? Protección solar en profundidad.

Normalmente, la cantidad de radiación que nos llega, o el tiempo de exposición solar, supera la capacidad de autoprotección de nuestra piel, lo que hace necesaria una protección solar completa, segura y eficaz, que proteja frente las radiaciones UV-A / UV-B e IR-A. Debido a la distinta longitud de onda de la radiación Infrarrojo-A, los filtros clásicos usados para protegernos de la radiación UV, no son eficaces.

Después de 3 años de investigación, el Environmental Health Research Institute de la Universidad de Dusseldorf en colaboración con STADA, consiguió identificar aquellos antioxidantes que combinados en una concentración adecuada y formulados de manera correcta, pudieran protegernos frente a los efectos nocivos del Infrarrojo-A en la piel. La capacidad protectora de Ladival® contra el IR-A se debe a la concentración de antioxidantes usados, pero especialmente al hecho de que estos antioxidantes son capaces de penetrar hasta la mitocondria de la célula, donde se produce un aumento de los radicales libres, extremadamente dañinos para las células. Sin embargo la innovación Ladival® garantiza una formulación patentada que penetra en la piel e impide en la medida de lo posible los efectos nocivos.

El Environmental Health Research Institute, demostró mediante estudios in vivo que la fórmula desarrollada por Ladival® es efectiva, reduciendo la destrucción del colágeno. Todos los protectores solares de Ladival® garantizan una protección completa, frente a las radiaciones UV-A, UV-B e IR-A previniendo eficazmente del envejecimiento prematuro, la pérdida de firmeza, la perdida de elasticidad de la piel, la aparición de arrugas y manchas, y otros efectos nocivos sobre la piel. Si quieres saber más sobre los efectos de la radiación Infrarrojo-A (IR-A), te recomendamos leer la entrevista de la Dra. Montserrat Pérez (dermatóloga) o escuchar la entrevista del profesor Dr.Jean krutmann.

¿Por qué utilizar un protector solar SIN?

Muchas de las denominadas “alergias al sol” se deben en realidad al uso de cosméticos fotosensibles. Algunos protectores solares incluyen en su formulación componentes no fotoestables, que pueden producir manchas, eritemas o picores durante la exposición solar.

Uno de los ejemplos más llamativos es la denominada “dermatitis de Berloque”, que consiste en el oscurecimiento de ciertas zonas de la piel debido al uso de perfumes o cosméticos perfumados durante la exposición solar. Es por ello que los protectores solares, especialmente los indicados en la protección de las pieles más sensibles, deben formularse sin añadir componentes que no aporten un beneficio evidente a la fotoprotección de la piel. Ladival, lleva sólo lo necesario para protegerte del sol.

Todos los productos
Ladival® están formulados
SIN colorantes,
SIN perfumes,
SIN parabenos y
SIN conservantes

Sin emulsionantes PEG

Los polietilenglicoles ampliamente utilizados en la industria cosmética por su elevada capacidad emulsionante, son productos inestables en condiciones de radiación solar, por lo que pueden producir reacciones fototóxicas.

Sin colorantes

Los colorantes por definición actúan como cromóforos, por lo que pueden producir reacciones alérgicas en pieles sensibles. La inclusión de colorantes en la formulación de protectores solares no aporta beneficios contrastados a la protección solar.

Sin perfume

Para evitar la aparición de manchas oscuras en la piel de difícil tratamiento. Toda la gama Ladival® se formula libre de perfumes.

Sin parabenos ni ningún otro conservante

La cuidada formulación de Ladival® nos permite obtener productos que no necesitan incluir conservantes en su composición.

Las fórmulas de Ladival sólo incluyen emulsionantes fotoestables para evitar las reacciones fotosensibilizantes.