Loading the content...
Navigation
Archivos con etiquetas:

cuidado de la piel

Nutricosmética: cuida tu piel desde el interior

El mejor complemento al fotoprotector para pieles sensibles.

Pronto llega  el verano y es muy importante preparar nuestra piel para que cuando  llegue el momento de exponernos  al sol, podamos disfrutar sin miedo y con confianza de los beneficios del sol.

Preparar desde el interior, con nutricosmética, es proteger y cuidar las células y los tejidos internos para un mejor aspecto exterior y prevenir los daños que puede producir la radiación solar.

Es importante en todas la pieles y muy especialmente en los grupos de población con mayor riesgo, como son los fototipos I y II, piel fotosensible, reacciones de alergia solar, por exposición solar continuada (por tipo de trabajo o práctica de deporte), antecedentes cancerígenos y/o melanoma ….

Exponernos al sol de una forma adecuada nos evita los efectos nocivos de la radiación solar:

  • Eritema, quemaduras solares.
  • Erupciones cutáneas, granitos, sensibilidad exacerbada al sol independientemente del fototipo, debido a que ha sufrido agresiones repetidas (climáticas, cosméticas, medicamentosas) o debido a que reacciona ante estímulos a los que una piel normal no reaccionaría (alergia solar).
  • Deshidratación de la piel, eczemas.
  • Manchas, lunares,  hiperpigmentaciones.
  • Envejecimiento prematuro de la piel, la producción excesiva de radicales libres producidos en los procesos oxidativos afectan a los elementos de  sostén como son las fibras de colágeno, elastina, acido hialurónico, provocando claros signos de fotoenvejecimiento como arrugas, flacidez, manchas.

Nuestra piel no tiene antioxidantes suficientes para frenar todos los daños que nos pueda producir la radiación solar. Y lo más grave, posibles alteraciones en nuestras células provocando cáncer de piel.

Es importante valorar las características de calidad de una protección solar tópica:

  • Que sea de alta calidad protegiendo  las radiaciones solares UV-B, UV-A e IR-A.
  • Buena cosmeticidad, fundamental, ya que si nos agrada la aplicación, mejor nos la aplicaremos, haciendo un uso correcto del protector solar en cuanto a la cantidad de producto aplicado y frecuencia de aplicación a lo largo de la exposición solar.
  • Adecuado a cada tipo de piel y situación, incluidas las pieles fotosensibles, o que presenten alergias solares e intolerancia al sol.
  • En pieles acneicas que tienen necesidades  especiales, debemos utilizar cosméticos adecuados a este tipo de pieles con exceso de sebo y  con posibles lesiones en cara, pecho y espalda.

Usar siempre productos oil free o libres de grasa (tanto protectores solares  como el resto de  productos de tratamiento aplicados para su cuidado).

Aunque el protector solar que utilicemos cumpla los requisitos de eficacia, hay veces que  la función de la fotoprotección tópica puede verse comprometida si no se hace una aplicación y uso correcto:

  • La cantidad de producto debe ser suficiente para cubrir uniforme y homogéneamente todas las partes del cuerpo expuestas.
  •  La primera aplicación antes de la exposición solar será mínimo media hora antes y sobre piel seca.
  • Reaplicación cada dos horas y siempre tras el baño y con la piel seca.

Además, para las pieles más sensibles, es ideal preparar la piel con nutricosmética, con suplementos orales, ya que es el mejor complemento a un buen fotoprotector para proteger de los efectos negativos y preparar la piel para el verano.

Los fotoprotectores  orales pueden ser de utilidad en personas susceptibles a la radiación ultravioleta, pero no evitan, en ningún caso, el empleo de cremas protectoras.


¿Cómo preparan la piel?

  • Preparan la piel para el bronceado y mejoran sus defensas y la tolerancia al sol. Aumentan la tasa de melanina y disminuye el número de células dañadas por el sol. Disminuyen las quemaduras solares.
  • Actúan sobre la sequedad y el confort cutáneo, aportando elasticidad, mejorando la calidad de la piel y dejándola más suave y sedosa.
  • Propiedades antioxidantes frente a los radicales libres, previniendo los signos del fotoenvejecimiento cutáneo, arrugas y descolgamiento causado  por la radiación solar,  obteniendo un bronceado más luminoso, homogéneo y con menos manchas pigmentarias.

En fotoprotección oral en cápsulas, Ladival® cuenta  con una gran fórmula que incluye:

  • Extracto de té verde: especialmente rico en polifenoles y vitaminas del grupo B.
  • Proporcionando los nutrientes necesarios de vitaminas  y  antioxidantes  que ayudan a reducir el proceso de inflamación de la piel tras la exposición UV eritema producido, ayudando a realzar y mantener  la  belleza  de  la  piel.
  • Extracto de  vid roja: La vid roja,  con más de  20  antioxidantes  conocidos, que combaten los radicales libres causantes del fotoenvejecimiento cutáneo. El alto contenido en resveratrol del  extracto mejora notablemente la respuesta de la piel a la radiación solar.
  • Vitamina C: Una de las vitaminas antioxidantes por excelencia, que tiene una participación activa en la síntesis de colágeno de los tejidos.
  • Extracto de melón: Gracias a su concentración en carotenorides, favorece la producción de melanina y mejora la respuesta de los melanocitos, proporcionando un bronceado uniforme, más bonito y duradero.
  • Selenio: Este oligoelemento esencial juega un papel importante en el proceso de oxidación  participando en diferentes reacciones enzimáticas del organismo bloqueando el efecto de los radicales libres.
  • Para  mejorar  la  respuesta  a  la  exposición  solar,  ayudando  a  favorecer  el bronceado  homogéneo  se recomienda  usar  Ladival®  cápsulas tomando 1 cápsula al día (de dos a cuatro semanas antes de la exposición solar y mientras dure ésta).
    • Para prevenir la aparición de fotosensibilidad o alergia solar hay que iniciar el uso  de  Ladival®  cápsulas  al  menos  30  días  antes  de la  exposición  solar,  y mantenerlo durante y después de la misma, 1 cápsula al día.
    • Para prevenir los efectos del fotoenvejecimiento cutáneo se recomienda usar Ladival® cápsulas de forma continuada todo el año, 1 cápsula al día. 

Razones por las que optar por productos sin parabenos

Cada vez es más habitual encontrar en las farmacias productos cosméticos sin parabenos. La creciente controversia entorno a estos compuestos ha provocado que algunas organizaciones levanten la voz oponiéndose a su uso cotidiano. Pero, ¿qué son exactamente?

Los parabenos o parabenes son unos conservantes que se llevan utilizando desde los años 20 en la industria cosmética y farmacéutica. Podemos encontrarlos en aproximadamente el 70-90% de los productos cosméticos que utilizamos en nuestro día a día: desodorantes, champús, dentífricos, geles, medicamentos tópicos, etc.
Entre sus principales ventajas, destacan sus propiedades conservantes, bactericidas y fungicidas, que ayudan a evitar las infecciones provocadas por microbios, hongos o bacterias. Pero, ¿por qué existe una polémica entorno a su uso?

Para las autoridades sanitarias europeas, los parabenos no son un producto tóxico y perjudicial y su uso está permitido siempre que no supere el 0,4% de concentración en un producto. Sin embargo, sus efectos a largo plazo no se conocen del todo y siguen siendo estudiados en todo el mundo, sobre todo en lo referente a su uso en productos cosméticos para niños, desodorantes o lacas de uñas.

Aunque todavía no se ha llegado a una conclusión definitiva, algunos científicos han llegado a afirmar que los parabenos podrían alterar el equilibrio hormonal del organismo, pudiendo llegar a desarrollar tumores cancerígenos. Es por que algunos países han decidido limitar su uso, como ha hecho Dinamarca en el 2011, prohibiendo cuatro tipos de parabenos en los productos destinados a niños menores de 3 años.

Está comprobado que los parabenos no son productos fotoestables, por lo que pueden provocar reacciones fototóxicas, aumentando la reactividad de la piel a los rayos ultravioleta. Esto se traduce en la aparición de lesiones y manchas en la piel.
Para evitar que esto suceda, toda la gama de productos Ladival está desarrollada sin parabenos, conservantes, colorantes ni perfumes, garantizando la máxima protección a las pieles fotosensibles, con alergia al sol o atópicas.

Niños, piel atópica y cómo protegerles del sol de forma adecuada

¿Sabías que la piel atópica es bastante frecuente en niños pequeños?

A pocos días de que comience el otoño, aún siguen algunos afortunados de vacaciones que aprovechan su tiempo libre para pegarse un viaje, irse a la playa, descansar en casa, o simplemente tener más tiempo para organizarse de cara a la vuelta al colegio. Con esta introducción, pretendo dar algunas pistas de lo que vais a leer en este post. Me explico, hablo de vacaciones; lo que lleva de la mano asuntos como la protección solar y, en estas fechas, la vuelta al cole, hijos y niños… Leer Más

PIEL SECA: 5 CONSEJOS PARA SU CUIDADO

Aunque prácticamente el 70 % de las personas, si les preguntamos, nos responden que su piel es mixta y sensible, también existen pieles secas y muy secas, que deben tratarse de forma específica. Y no es cierto que a la piel seca le vaya bien cualquier tratamiento, o con sólo una hidratante sea suficiente. Hay pieles secas que son difíciles de tratar porque se deshidratan fácilmente, o son sensibles y muy finas, o tienen tendencia a secarse en exceso y presentar zonas descamadas o enrojecidas.

Por eso, hoy os propongo unos consejos específicos para el cuidado de la piel seca, que considero fundamentales en la rutina diaria y semanal. Leer Más

Back to top