Loading the content...
Navigation
Archivos con etiquetas:

fotoprotección

Nutricosmética: cuida tu piel desde el interior

El mejor complemento al fotoprotector para pieles sensibles.

Pronto llega  el verano y es muy importante preparar nuestra piel para que cuando  llegue el momento de exponernos  al sol, podamos disfrutar sin miedo y con confianza de los beneficios del sol.

Preparar desde el interior, con nutricosmética, es proteger y cuidar las células y los tejidos internos para un mejor aspecto exterior y prevenir los daños que puede producir la radiación solar.

Es importante en todas la pieles y muy especialmente en los grupos de población con mayor riesgo, como son los fototipos I y II, piel fotosensible, reacciones de alergia solar, por exposición solar continuada (por tipo de trabajo o práctica de deporte), antecedentes cancerígenos y/o melanoma ….

Exponernos al sol de una forma adecuada nos evita los efectos nocivos de la radiación solar:

  • Eritema, quemaduras solares.
  • Erupciones cutáneas, granitos, sensibilidad exacerbada al sol independientemente del fototipo, debido a que ha sufrido agresiones repetidas (climáticas, cosméticas, medicamentosas) o debido a que reacciona ante estímulos a los que una piel normal no reaccionaría (alergia solar).
  • Deshidratación de la piel, eczemas.
  • Manchas, lunares,  hiperpigmentaciones.
  • Envejecimiento prematuro de la piel, la producción excesiva de radicales libres producidos en los procesos oxidativos afectan a los elementos de  sostén como son las fibras de colágeno, elastina, acido hialurónico, provocando claros signos de fotoenvejecimiento como arrugas, flacidez, manchas.

Nuestra piel no tiene antioxidantes suficientes para frenar todos los daños que nos pueda producir la radiación solar. Y lo más grave, posibles alteraciones en nuestras células provocando cáncer de piel.

Es importante valorar las características de calidad de una protección solar tópica:

  • Que sea de alta calidad protegiendo  las radiaciones solares UV-B, UV-A e IR-A.
  • Buena cosmeticidad, fundamental, ya que si nos agrada la aplicación, mejor nos la aplicaremos, haciendo un uso correcto del protector solar en cuanto a la cantidad de producto aplicado y frecuencia de aplicación a lo largo de la exposición solar.
  • Adecuado a cada tipo de piel y situación, incluidas las pieles fotosensibles, o que presenten alergias solares e intolerancia al sol.
  • En pieles acneicas que tienen necesidades  especiales, debemos utilizar cosméticos adecuados a este tipo de pieles con exceso de sebo y  con posibles lesiones en cara, pecho y espalda.

Usar siempre productos oil free o libres de grasa (tanto protectores solares  como el resto de  productos de tratamiento aplicados para su cuidado).

Aunque el protector solar que utilicemos cumpla los requisitos de eficacia, hay veces que  la función de la fotoprotección tópica puede verse comprometida si no se hace una aplicación y uso correcto:

  • La cantidad de producto debe ser suficiente para cubrir uniforme y homogéneamente todas las partes del cuerpo expuestas.
  •  La primera aplicación antes de la exposición solar será mínimo media hora antes y sobre piel seca.
  • Reaplicación cada dos horas y siempre tras el baño y con la piel seca.

Además, para las pieles más sensibles, es ideal preparar la piel con nutricosmética, con suplementos orales, ya que es el mejor complemento a un buen fotoprotector para proteger de los efectos negativos y preparar la piel para el verano.

Los fotoprotectores  orales pueden ser de utilidad en personas susceptibles a la radiación ultravioleta, pero no evitan, en ningún caso, el empleo de cremas protectoras.


¿Cómo preparan la piel?

  • Preparan la piel para el bronceado y mejoran sus defensas y la tolerancia al sol. Aumentan la tasa de melanina y disminuye el número de células dañadas por el sol. Disminuyen las quemaduras solares.
  • Actúan sobre la sequedad y el confort cutáneo, aportando elasticidad, mejorando la calidad de la piel y dejándola más suave y sedosa.
  • Propiedades antioxidantes frente a los radicales libres, previniendo los signos del fotoenvejecimiento cutáneo, arrugas y descolgamiento causado  por la radiación solar,  obteniendo un bronceado más luminoso, homogéneo y con menos manchas pigmentarias.

En fotoprotección oral en cápsulas, Ladival® cuenta  con una gran fórmula que incluye:

  • Extracto de té verde: especialmente rico en polifenoles y vitaminas del grupo B.
  • Proporcionando los nutrientes necesarios de vitaminas  y  antioxidantes  que ayudan a reducir el proceso de inflamación de la piel tras la exposición UV eritema producido, ayudando a realzar y mantener  la  belleza  de  la  piel.
  • Extracto de  vid roja: La vid roja,  con más de  20  antioxidantes  conocidos, que combaten los radicales libres causantes del fotoenvejecimiento cutáneo. El alto contenido en resveratrol del  extracto mejora notablemente la respuesta de la piel a la radiación solar.
  • Vitamina C: Una de las vitaminas antioxidantes por excelencia, que tiene una participación activa en la síntesis de colágeno de los tejidos.
  • Extracto de melón: Gracias a su concentración en carotenorides, favorece la producción de melanina y mejora la respuesta de los melanocitos, proporcionando un bronceado uniforme, más bonito y duradero.
  • Selenio: Este oligoelemento esencial juega un papel importante en el proceso de oxidación  participando en diferentes reacciones enzimáticas del organismo bloqueando el efecto de los radicales libres.
  • Para  mejorar  la  respuesta  a  la  exposición  solar,  ayudando  a  favorecer  el bronceado  homogéneo  se recomienda  usar  Ladival®  cápsulas tomando 1 cápsula al día (de dos a cuatro semanas antes de la exposición solar y mientras dure ésta).
    • Para prevenir la aparición de fotosensibilidad o alergia solar hay que iniciar el uso  de  Ladival®  cápsulas  al  menos  30  días  antes  de la  exposición  solar,  y mantenerlo durante y después de la misma, 1 cápsula al día.
    • Para prevenir los efectos del fotoenvejecimiento cutáneo se recomienda usar Ladival® cápsulas de forma continuada todo el año, 1 cápsula al día. 

Niños, piel atópica y cómo protegerles del sol de forma adecuada

¿Sabías que la piel atópica es bastante frecuente en niños pequeños?

A pocos días de que comience el otoño, aún siguen algunos afortunados de vacaciones que aprovechan su tiempo libre para pegarse un viaje, irse a la playa, descansar en casa, o simplemente tener más tiempo para organizarse de cara a la vuelta al colegio. Con esta introducción, pretendo dar algunas pistas de lo que vais a leer en este post. Me explico, hablo de vacaciones; lo que lleva de la mano asuntos como la protección solar y, en estas fechas, la vuelta al cole, hijos y niños… Leer Más

¿POR QUÉ ME CUESTA TANTO PONERME MORENO?

¿Te has preguntado alguna vez por qué te cuesta tanto ponerte moreno? ¿Volvías blanco de los viajes de estudios mientras tus compañeros se bronceaban al sol? ¿Te resultan familiares frases del estilo de “blanco como la leche” o “más blanco que la pared”?

Si durante el invierno tu piel es blanca y en verano te cuesta broncearte, raramente te pones moreno y lo máximo que consigues es un tono dorado, pero eso sí, como te despistes y te expongas al sol sin protección…zas ¡Te conviertes en un salmonete! Seguramente has sido agraciado con un fototipo II. Leer Más

NUTRICOSMÉTICA: PREPARA TU PIEL PARA EL VERANO

Afortunadamente, gracias a la labor que se realiza en las farmacias, los centros de salud, las campañas de los laboratorios y los medios de comunicación, la mayor parte de la población está muy concienciada sobre la importancia que tiene para la salud protegerse frente al daño solar.  Ciertamente, ya somos muchos los que sabemos que no solo hay que usar protección solar cuando vamos a pasar el típico día de playa o piscina. Sino que también es importante estar protegidos cuando hacemos actividades al aire libre o incluso en nuestra rutina diaria, antes de salir a la calle. Además de la fotoprotección hay otros complementos cómo la nutricosmética que pueden ser un buen plus para el cuidado de tu piel en verano.

Las radiaciones UV e IR emitidas por el sol, además de quemaduras y otras lesiones de mayor calado, son también las principales responsables del fotoenvejecimiento y en todo esto están involucradas unas moléculas llamadas radicales libres.

Los Radicales libres y el sol

Los radicales libres son moléculas muy inestables que interaccionan con lípidos y proteínas presentes en las membranas celulares, dificultando que las células puedan realizar correctamente sus funciones vitales. Además, estos RD atacan al DNA de las células, alterando el proceso de replicación celular. La consecuencia de todo esto, es que la renovación celular no se realice correctamente, ya que se disminuye la síntesis de colágeno y otros componentes estructurales como son los proteoglicanos. Por lo tanto, la piel va perdiendo calidad, elasticidad y capacidad de hidratación, haciéndose cada vez más sensible a la exposición solar y otros agentes externos.

En definitiva, la radiación solar, por la acción de los radicales libres va a contribuir al envejecimiento prematuro de nuestra piel, esto es lo que conocemos como fotoenvejecimiento. Es también responsable de otras lesiones más serias como son la queratosis actínica y los distintos tipos de cáncer de piel.

Esta oxidación que sufren nuestras estructuras biológicas por la acción de los radicales libres, es lo que se conoce como estrés oxidativo.

Al exponernos al sol nuestras células son atacadas por las radiaciones ultravioleta, como consecuencia de esto el ADN celular sufre daños y esto provoca la activación de los mecanismos de reparación celular. Si el ADN está muy dañado, la célula programa su muerte (apoptosis) como mecanismo de defensa, así se generarán células nuevas para que la piel dañada  pueda ser reparada correctamente.

Si estas lesiones se producen de forma reiterada, este mecanismo de defensa puede fallar, las células que deben eliminarse no lo hacen, quedando evidentemente deterioradas y con ADN defectuoso. Esto puede generar un cúmulo de células muertas que en un futuro puede provocar desde alteraciones estéticas a complicaciones de diversa intensidad.

¿Cómo la nutricosmética puede beneficiar nuestra piel?

Evidentemente, el pilar básico para prevenir el daño solar y el fotoenvejecimiento es el uso de un protector solar. Aunque uses otros productos complementarios, un filtro solar adecuado a tu fototipo y a las necesidades de tu piel siempre es imprescindible. Sabiendo esto y habiéndoos hecho una síntesis sobre el porqué del daño solar, en esta ocasión, me gustaría hacer hincapié en la nutricosmética. Concretamente en cómo puede ser un plus añadido a la salud de la piel, sobre todo ahora que tenemos el verano a la vuelta de la esquina.

Un buen complejo con acción antioxidante por vía oral puede ser una muy buena alternativa en estas fechas. Tanto si eres susceptible de sufrir reacciones de tipo alérgico cuando tomas el sol, como si tienes un fototipo de piel claro y te quemas con facilidad, o simplemente si quieres mantener un bronceado más duradero y uniforme. La nutricosmética sin lugar a dudas puede sorprenderte. Eso sí, siempre como complemento, ya que nunca va a sustituir a un filtro solar.

Acción antioxidante

Los antioxidantes combaten el estrés oxidativo aportando estabilidad a los radicales libres, evitando esa hiperreactividad que les caracteriza. Esto impide que reaccionen con las estructuras celulares y moléculas que dañan, evitando el daño a en el DNA celular.

Son muchos los antioxidantes presentes en nuestra dieta, entre ellos destaco la Vitamina E, Vitamina C, Flavonoides, licopeno, Betacarotenos… Además de muchos cofactores como son el cobre, el zinc, el magnesio, hierro, selenio, etc.

Con la nutricosmética, aportarás un extra en antioxidantes, consiguiendo así una protección extra frente a la acción de los radicales libres. Llegando además a las zonas más íntimas de la piel, a esas donde el protector solar no llega. Sin lugar a dudas, vas a tener una mejor protección frente a al daño solar y además te ayudará a lucir un bronceado más intenso y duradero.

Ladival, como marca experta en protección, solar también tiene su nutricosmético destinado a este fin: Ladival Cápsulas Solares Antioxidantes.

Contienen extractos vegetales, selenio y vitamina C, con un elevado poder antioxidante protegiendo a la piel de los radicales libres desde el interior.

Con el Uso de Ladival Cápsulas Solares Antioxidantes:

  • Mejorarás la respuesta de tu piel a la exposición solar.
  • Conseguirás un bronceado más homogéneo y duradero.
  • Disminuirás el riesgo de aparición de reacciones típicas de fotosensibilidad y alergias solares.
  • Previenes el fotoenveje­cimiento cutáneo, evitando manchas o lentigos solares y arrugas profundas causadas por la radiación solar.

Consejos de Uso…

Solo una cápsula al día. Para mejorar la respuesta a la exposición solar se recomienda su uso continuado desde un mes antes hasta un mes después de la exposición solar.

 

 

 

 

LO QUE DEBERÍAS SABER DE LOS RAYOS UVA

Los Rayos Ultravioleta A o rayos UVA son una de las radiaciones más perjudiciales para nuestra salud pero la que menos tenemos en cuenta a la hora de protegernos del sol.

En primer lugar es importanate saber que la piel está formada por tres capas principales y que cada tipo de rayos afecta a una de ellas. Son las siguientes:

  1. La Epidermis: es la más externa cuya función principal es protegernos del medio externo y donde se produce la melanina.
  2. La Dermis: es la capa media de la piel por donde van los vasos sanguíneos. La sangre que circula a través de los vasos nutre e hidrata nuestra piel, también es donde están las células de soporte, las que proporcionan sostén y plasticidad , las células de colágeno y la elastina.
  3. La hipodermis la capa más profunda donde se encuentran los adipocitos y con ello el material de reserva.

Los rayos UVA son la radiación que llega hasta la dermis, es decir, hasta la capa media de la piel, produciendo activación de manchas antiguas. Como llega directamente hasta las células de colágeno y elastina, las destruye produciendo Elastosis, flacidez y depresión en la piel, arrugas profundas y marcadas, es decir, lo que llamamos envejecimiento prematuro de la piel o fotoenvejecimiento. Además, estos rayos UVA dañan el ADN de las células de la piel y en consecuencia puede producir cáncer de piel. Por este motivo es fundamental utilizar factor de protección solar a diario que lleve no solo UVB sino también UVA.

¿Cómo podemos saber si incluye protección a los rayos UVA?

Tienes que asegurarte de que en el envase aparece el símbolo siguiente:

ImagenUVA

¡Ten cuidado porque muchas cremas antiedad sólo llevan UVB no UVA!

Cabinas de Rayos UVA

Hay que saber que las cabinas de bronceado son cabinas de rayos UVA. La OMS las considera un carcinógeno, al igual que el tabaco, es decir, una sustancia que causa cáncer. En países como Australia e Inglaterra, por ejemplo, están prohibidas por ser carcinógenas.

Aún así hay personas que piensan que el tomar unos pocos “rayos” en las cabinas bronceadoras es beneficioso para la salud porque prepara la exposición solar de la piel antes de la temporada de playa. Ésta es una creencia falsa y numerosos estudios así lo han demostrado. Estos rayos provenientes de las cabinas no activan melanina nueva, por lo que la piel esta más desprotegida.

La melanina es la sustancia que absorbe la radiación solar para evitar que dañe nuestras células de la piel, tampoco consigue sintetizar vitamina D, importante para la fijación del calcio en los huesos, pero lo que sí que está demostrado es que consigue causar cáncer de piel, por modificación directa del ADN.

En conclusión las cabinas de rayos UVA son la manera menos segura y natural para broncearse.

Falsos Mitos

Otra creencia muy común es que si estamos detrás de un cristal o llevamos ropa éstos nos protegen de la radiación solar y, en realidad, no es así, los rayos UVA sí lo traspasan.

Como siempre te aconsejo cuidar tu piel y, por lo tanto, tu salud, adquiriendo hábitos dermosaludables, como protegerte diariamente del sol con un factor de protección solar de alta calidad y efectividad y que te proteja de la triple radiación solar. Éste es un buen hábito de salud y una magnífica crema anti arrugas para poder seguir disfrutando del buen tiempo y del sol.

Back to top