Loading the content...
Navigation
Archivos con etiquetas:

piel y alimentación

Preparando la piel para las fiestas navideñas

LV_post_blog_prepara_piel_fiestas_navideñas

 

Quedan tan sólo un par de semanas para que llegue la Navidad y con ella, días de reencuentros con nuestra familia y amigos. Todas tenemos alguna cena o evento al que asistir: comidas de empresa, reuniones familiares, salidas nocturnas… y por supuesto, queremos estar estupendas y lucir una piel perfecta.

Aunque la rutina del cuidado de nuestra piel no deberíamos dejarla nunca de lado, os daré algunos consejos para que pongáis en práctica desde hoy mismo para que estas Navidades os veáis una piel luminosa y bonita. Leer Más

Conoce tu tipo de piel

El tipo de piel que tienes no sólo depende de tu herencia, también depende del estilo de vida que lleves, de lo que comas o de cómo estés cuidando tu cuerpo. Sumado a esto, debes considerar que tu piel cambia con el transcurso de los años: en tu juventud es más grasa y, al envejecer, suele resecarse.
Por todo esto, es importante conocer tu piel y saber cómo cuidarla para mantenerla saludable. A continuación, te presentamos una lista de los tipos de piel que existen, sus características y algunos consejos para su protección:

• Piel Grasa: es aquella que se ve brillante, que es aceitosa al tacto, tiene poros abiertos y grandes, y a veces acné o espinillas. A las personas con piel grasa se les aconseja cuidar su alimentación: no consumir gran cantidad de carnes rojas, chocolate o alcohol y comer más frutas y verduras; hacer más deportes; sueños profundos de 7 a 8 horas diarias y no abusar de los jabones.

• Piel Seca: a pesar de no presentar acné, puntos negros o poros abiertos, esta piel tiene otros problemas que requieren de un cuidado distinto. Es una piel fácil de irritar con los cambios medioambientales, presenta escamas y se ve opaca.
Se recomienda evitar baños muy calientes, tomar abundante agua, una vez a la semana, hacer tratamientos humectantes de hidratación.

• Piel Mixta: es una piel con zonas grasas, muy visible en la zona T de la cara, y con zonas secas. Debido a esto, cuando se intenta contrarrestar los problemas de una zona, se empeoran los de la otra.
Es necesario el uso de productos específicos para este tipo de piel. En el caso de tratamientos de hidratación, se debe iniciar la aplicación de los productos en las zonas más secas y terminar en las zonas más grasas.

• Piel Sensible: es generalmente de color rosa o roja, debido a su delicadeza. Por esa misma razón, suele ser alérgica y presentar ruptura de venas o capilares.
Se aconseja lavarla con agua templada y jabón suave, evitar el uso de exfoliantes que puedan dañarla, en invierno protegerla del frío con bufandas y de las grietas con cremas hidratantes y, en verano, mantenerla protegida del sol.

• Piel Normal: es el tipo de piel ideal. Es suave, firme y equilibrada. Aún así, es bueno mimarla de vez en cuando y no descuidarla.
Aplicar mascarillas naturales en este tipo de piel, permite que se mantenga nutrida. Además, es importante mantener una rutina de limpieza, tonificación y humectación periódica y una dieta equilibrada.

Conociendo tu piel, prestando atención a los cambios que suceden en ella y cuidándola regularmente, podrás controlarla y mantenerla sana apropiadamente. Es importante proteger cualquier tipo de piel de las radiaciones UV-A, UV-B e Infarrojo-A, durante todo el año.

Consejos para lucir un pelo perfecto en verano

El cabello es todo un símbolo de belleza y uno de los rasgos más característicos de cada persona. Una parte de nosotros que refleja nuestra personalidad y que dice mucho de nosotros, por eso es importante cuidarlo en todo momento, especialmente en verano que es cuando más agresiones puede sufrir.
Los rayos de sol, la sal marina, el cloro de las piscinas o el sudor pueden dañar nuestro cabello, haciendo que luzca sucio, seco y descuidado. Para evitar esto, os damos una serie de recomendaciones:

Antes de marcharte de vacaciones, córtate las puntas para sanear bien tu melena.
Cuando estés en la playa o en la piscina, cubre tu cabello con un sombrero, gorra o pañuelo o utiliza un protector solar específico para el cabello. De ese modo lo protegerás de la radiación ultravioleta y evitarás que se reseque.
La sal marina y el cloro pueden dañar nuestro pelo, por eso después de cada baño conviene aclararlo bien con agua fría.
Evita bañarte o tomar el sol con horquillas, clips o cualquier elemento metálico, ya que pueden oxidarse al entrar en contacto con el agua.
Utiliza champú reparador, acondicionador y mascarilla, para mantenerlo hidratado y nutrido en todo momento.
No abuses de las planchas o el secador, ya que el excesivo calor puede perjudicar seriamente tu pelo.
Cepilla el cabello varias veces al día y aplícate un sérum reparador.

Si seguimos estas recomendaciones, conseguiremos que nuestro pelo se mantenga bonito y cuidado en esta época tan especial del año. Y es que, ¿a quién no le gusta estar perfecta en verano?

El maquillaje perfecto para el verano

playa con hamacas y sombrillasLlega el verano y con él los rayos de sol que broncean nuestro cuerpo. En estos meses, en los que el bronceado nos favorece a todas, debemos adaptar nuestro maquillaje tanto de día como de noche a los nuevos tonos de nuestra piel. Al igual que en otras estaciones del año, en verano, los tonos y colores para maquillarte también se renuevan. En el blog de Ladival, hemos hecho una selección de las mejores tendencias para este 2012, que harán que tu piel y tu rostro luzcan un aspecto envidiable.

La primera regla que debes tener en cuenta para que tu piel mantenga una tonalidad adecuada, es utilizar un protector facial. Este consejo lo debes aplicar durante todo el año, así con la llegada del verano, tu piel ya estará preparada para los intensos rayos de sol. De esta manera conseguirás un bronceado uniforme y duradero, y lo más importante, evitarás la aparición de las temibles manchas solares.

Con la piel preparada para disfrutar de un buen verano, el maquillaje que resaltará tu belleza será el siguiente:

– En estos meses podemos prescindir de una base de color espesa para unificar el tono de piel, sustituyéndola por un maquillaje en polvo, o polvos sueltos. Por el día, puedes usar un protector solar con color, que da un aspecto natural a nuestro look, al mismo tiempo que proteges tu piel de los rayos UVA.
– Un básico que no nos debe abandonar nunca, es un iluminador adecuado a la tonalidad de tu piel. Aplicandolo en pequeños toques en las zonas más apagadas de tu rostro, conseguirás siempre una mirada alegre y deslumbrante.
– Para resaltar los pómulos, es esencial, disponer de un buen colorete. Este verano los tonos acerezados, rosados y anaranjados te ayudarán a conseguir ese aspecto fresco y juvenil que todas deseamos. Es importante para un buen acabado, aplicarlo siempre desde el pómulo hacia la sien, difuminándolo con una buena brocha.
En los ojos es donde podemos encontrar una mayor variedad de posibilidades. Al igual que en años anteriores, tu mirada se vestirá de color. Hay cuatro tendencias específicas que serán clave tanto para el día o la noche: pasteles brillantes, ojos ahumados , fluor y el siempre favorecedor eye liner. ¡Elige el que más se adapte a tu estilo!
– En cuanto a labios y uñas, en Ladival te recomendamos que juegues a combinarlos para darle un toque divertido a tu look de playa. Así como en otras partes del maquillaje hay más variedad, en las uñas se impone los colores vibrantes y fluorescentes (naranjas, amarillos, verdes, rosas, etc.) ¡Todo el arcoiris que quieras aplicar!

Con estos consejos te garantizamos un look ideal para que estos meses reflejen tu belleza natural y divertida.

Las manchas en la piel (Parte I)

Una de las consecuencias que podemos sufrir al exponernos a la radiación solar sin la protección adecuada, es la aparición de manchas en la piel. Estas suelen darse de forma más frecuente en mujeres que en hombres.

¿Qué son?
Las manchas en la piel se producen a consecuencia de los melanocitos, unas células que tenemos en la epidermis y que son las responsables de producir la melanina, un pigmento que se encuentra en la piel, los ojos y el pelo, cuya principal función es la de bloquear los rayos ultravioleta, para evitar que dañen el ADN de las células de la piel.
Cuando hay un exceso de melanocitos, se produce una hiperpigmentación de la piel, en forma de pecas, lunares o manchas oscuras. Cuando ocurre lo contrario y tenemos áreas pálidas o decoloradas, significa que hay una despigmentación, provocada por un nivel bajo de melanocitos.

¿Por qué se producen estas manchas?
Las manchas pueden producirse durante el embarazo, cuando hay desarreglos hormonales, con la toma de ciertos medicamentos y, por supuesto, cuando no nos protegemos de la radiación solar. Hay que distinguir dos tipos:

• Melasmas o cloasmas: aparecen normalmente en los pómulos, la frente y el labio superior. Suelen aclararse en invierno y oscurecerse en verano, cuando estamos más expuestos a los rayos de sol.
• Lentigos solares: se conocen como “manchas de la edad” y son el resultado de años de exposición al sol sin usar un protector solar. Aparecen con más frecuencia en el dorso de las manos, los brazos y el rostro.

En el próximos post os daremos consejos para evitar la aparición de estas molestas manchas y que podáis disfrutar del sol con toda tranquilidad.

Back to top