Loading the content...
Navigation
Archivos con etiquetas:

piel

SPA FACIAL PARA REACTIVAR TU ROSTRO

SPA facial: ¿Por qué es una buena idea? 

Las vacaciones ya son un bello recuerdo, si nos hemos cuidado bien la cara en verano estos recuerdos solo estarán en nuestra memoria no en nuestra piel.Pero la vuelta a la rutina suele dejar huella en nuestro rostro. Es cansado volver a la “normalidad” y nuestra piel lo refleja.
Este síndrome post vacacional dura poco, podemos mitigarlo siguiendo el horario, durmiendo las horas que tocan, organizándonos bien el tiempo y haciendo deporte. No te olvides de moverte, es más importante de lo que te pueda parecer. ¡Ah! y no te olvides de tu actitud, el positivismo es esencial para pasar estos días. Lo sé… cuesta, pero es cuestión de pocos días a que pase, así que mejor afrontarlo con positivismo.
Te propongo un SPA facial, un momento donde se pare el tiempo y te dediques a relajarte y a recuperar fuerzas y así recuperar tu mejor reflejo del alma, es decir tu cara.

El ambiente: 

Un espacio relajado, luz tenue, temperatura agradable… ¿Tienes una luz de sal? Es una buena opción para crear esta luz tenue y cálida en la habitación o baño, donde tengas pensado relajarte. Otra opción para la luz son las velas, que crean un ambiente ideal. En este caso no os las propongo aromáticas y pronto veréis porqué.

El tiempo:

Dependerá del tiempo del que dispongas. Si quieres estar un buen rato la opción baño quizás no sea la indicada, el agua pierde temperatura y acabas teniendo frío.

La música: 

Hace unos días mi hija me decía que la vida sin música no es vida, y no puedo estar más de acuerdo con ella. Así que imprescindible poner música para relajarnos. Te aconsejo que des un vistazo a Spotify, hay listas realmente buenas para poner de música ambiente y conseguir que la cabeza deje de ir a las 1000 revoluciones a las que suele ir normalmente.

 

¿Por qué no os recomiendo usar velas aromáticas? 
Para favorecer la relajación recomiendo utilizar un difusor de esencias en lugar de velas aromaticas. Sirve también un humidificador de vapor frío en el que se puedan poner aceites esenciales.
El aceite esencial que te aconsejo para el momento SPA es el de mandarina, a parte del olor cítrico que me parece encantador, tiene propiedades relajantes, calmantes, anti estrés y refuerza nuestro sistema inmunitario, esto lo hace ideal para esta ocasión.
No dejes el aceite esencial muy lejos que lo volveremos a utilizar…;)

Si estás embarazada, en período de lactancia o tienes algún peque menor de 3 años no utilices este aceite esencial. Deberás esperar un tiempo aún para poderlo utilizar.

¡Vayamos a por el SPA facial! 

Una vez tienes estos requisitos ambientales controlados comencemos el tratamiento:

  • 1º Paso: 

Primero de todo, una buena rutina empieza por la limpieza, lávate la cara, quita los restos de maquillaje y demás impurezas del día. No lo hagas como cada día, hoy tómate un poco más de tiempo, pasa el algodón suavemente, estas empezando con el ritual de relajación y ¡todo cuenta!

 

  • 2ª Paso:

Una vez la piel está limpia es el gran momento, el que estabas esperando, el momento de aplicar la mascarilla facial.
Escoge la que prefieras según el objetivo de tu SPA, hidratante, relajante, antiarrugas,… Por suerte en la farmacia hay una gran variedad de mascarillas faciales dónde seguro que encuentras la que necesitas. Tu farmaceutic@ puede ayudarte, pídele consejo.

Aplícala suavemente sobre tu piel, una capa generosa y con un suave masaje, ¡recuerda estas en modo relax!

Sigue las instrucciones del modo de empleo de la mascarilla, déjala los minutos que te aconseja y retírala suavemente también y con agua templada.

  • 3º Paso:

La parte final es la aplicación del tratamiento habitual, el serum y la crema que utilizas normalmente. No te olvides de tu contorno de ojos, queremos hacerlo con calma pero bien.

  •  ¡Un consejo!

Para completar este SPA facial, puede volver a usar el aceite esencial de mandarina. En tu crema habitual pon una gota del aceite y mézclalo, este aceite también va bien a nivel tópico para las estrías y las arrugas y también para drenar, combate el acné y la aparición de granos.

Te recomiendo que una vez acabado el tratamiento facial estés unos minutos de relax aún, con la música y empezar poco a poco a activarte.

¿Y cuándo es mejor hacer este SPA facial?

Lo ideal es por la tarde-noche, así la piel tiene toda la noche para seguir trabajando para recuperarse.
¿Cómo lo ves? ¿Te parece complicado? Piensa que solo necesitas aproximadamente 15 minutos si quieres, el tiempo de que la mascarilla actúe y unos minutos para limpiar y tratar, en realidad no es tanto tiempo. Y si tienes más tiempo relájate y disfruta.

9 PASOS PARA ACABAR CON LOS POROS ABIERTOS

Tod@s deseamos una piel perfecta, ¿verdad? Hacemos lo imposible por disimular las arrugas, las manchas, la falta de luminosidad… pero ¿qué podemos hacer cuando nos preocupan los poros abiertos? ¡Veamos!

El poro es una estructura imprescindible en nuestra piel. Se trata de una pequeña abertura en la epidermis cuya función principal es favorecer la transpiración y el mantenimiento del manto hidrolipídico.
De media una persona tiene 2 millones de poros y los poros son más abundantes y evidentes en el rostro. Concretamente en el área de la frente, la nariz y sus laterales, los pómulos y el mentón, zonas en las que hay más secreción sebácea.
A pesar de que las mujeres somos las que más nos preocupamos por este problema, es mucho más frecuente en los hombres. Los poros son especialmente frecuentes en pieles grasas pero cabe decir que pueden darse en cualquier tipo de piel.

Éstas son las complicaciones que pueden surgir:

Poros abiertos /dilatados:

Se da cuando se llenan de secreciones grasas, pues el folículo pilosebáceo se deforma. Es propio de las mejillas, la nariz y la frente.

Poro obstruido:

Aparece cuando la secreción sebácea queda retenida en el canal del folículo taponando el poro, obstruyéndolo. Es el llamado comedón. En ocasiones estos comedones evolucionan a puntos negros, bien por un cúmulo de melanina, bien por oxidación del sebo.

Existes 3 factores por los que nuestros poros están especialmente abiertos:

1. Factor genético. El tamaño de los poros depende del tamaño de la glándula sebácea que viene determinada por nuestro ADN. Además es algo hereditario por lo que es un factor sobre el que no podemos influir.
2. Factores hormonales. Debido a la acción de los andrógenos (tanto en la adolescencia como en la menopausia) aumenta significativamente la actividad sebácea y por tanto el riesgo de poros dilatados.
3. Factor envejecimiento. La falta de firmeza propia del paso de los años se traduce en poros más dilatados. Además en estas edades se presentan algo más grandes que en la adolescencia.

Éstas son las soluciones a los poros abiertos:

Al tratarse de una cuestión en la que la genética juega un papel capital es complicado eliminar definitivamente su aparición. Sin embargo, podemos implantar una serie de hábitos y tratamientos que mejorarán su aspecto considerablemente:

1. Higiene para eliminar impurezas. Éste es un paso absolutamente necesario en el caso de tener poros abiertos en el rostro. Si estamos frente a una piel grasa utilizaremos un producto específico, seborregulador. La higiene se realizará mañana y noche.

2. Tonificar. Este tipo de productos son refrescantes y tienen propiedades absorbentes de los lípidos. A menudo incorporan componentes astringentes. Utilízalo también mañana y noche.

3. Mascarillas. Se aplican en capa gruesa y se dejan actuar unos minutos realizan una limpieza en profundidad de los poros abiertos. Las arcillas dan muy buenos resultados en pieles jóvenes. Aplícalas 1 vez a la semana, aproximadamente.

4. Exfoliar. Es recomendable realizar las exfoliaciones a menudo, en función del grado de sensibilidad de cada piel. La exfoliación permite eliminar las células muertas y desincrustar los poros disminuyendo así el riesgo de aparición de comedones y/o acné.

5. Hidratación. La piel siempre debe hidratarse con productos que eviten la evaporación del agua natural de la piel o bien captando agua externa. Independientemente de nuestro tipo de piel siempre la hidrataremos pues mejoraremos sus funciones. Si tu piel es grasa con poros te aconsejo utilizar productos matificantes y no comedogénicos.

6. Tratamientos específicos con retinoides. Los retinoides pueden ser aplicados vía tópica o incluso vía oral (siempre bajo prescripción médica). Es un recurso al que acudir en casos más extremos en los que el poro ocasiona un serio problema estético.

7. Tratamientos laser en pieles maduras, para estimular la firmeza y así la reducción de poros abiertos o dilatados.

8. Protección Solar. No olvides este paso. En pieles con tendencia acnéica el protector solar es un must para evitar manchas y en pieles más maduras un aliado frente al fotoenvejecimiento. La linia Ladival® te ofrece un amplio abanico de opciones para frenar las radiaciones y a la vez cuidar tu piel.

9. Estilo de vida saludable. Eliminar el estrés, la contaminación de nuestra piel, practicar deporte y tener buenos hábitos alimentarios son los aliados de una buena salud in&out. Una vida sana también equilibrará tu piel.

¡Ponte manos a la obra y dile adiós a los poros abiertos!

CÓMO PREVENIR Y ELIMINAR LAS MANCHAS EN LA PIEL

Manchas causadas por el Sol… ¿Son todas iguales? ¿Podemos prevenirlas o eliminarlas?

No nos cansamos de repetirlo… un protector solar adecuado va a evitar que sufras de manera prematura los signos del fotoenvejecimiento… te ahorraras un montón de arrugas y de manchas.
Estas manchas en el rostro son una de las mayores preocupaciones y en la farmacia recibimos un montón de consultas sobre como evitarlas, prevenirlas o eliminarlas.
Aunque, si bien, más o menos todos tenemos bastante claro que son las arrugas, no ocurre lo mismo con las manchas, y tendemos a creer que todas las manchas son iguales… y nada más lejos de la realidad.

¿Qué es una mancha?

Leer Más

Lo qué el farmacéutico debe saber de ti para recomendarte la mejor crema solar

¿Qué necesitas para que te sientas en buenas manos a la hora de comprar la mejor crema solar en la farmacia?

Aunque cada vez se habla más de fotoprotección sigue habiendo mucho desconocimiento sobre el tema, malas aplicaciones, cremas o lociones que no se adecuan a tu tipo de piel, fotoprotección insuficiente por creer que no te vas a broncear, uso de crema solar en algunas épocas del año, etc.

Nosotros como farmacéuticos tenemos el conocimiento y los medios para, poco a poco, ir revirtiendo esta situación. Nuestro objetivo es darte una buena recomendación y asegurarnos de transmitirte bien el porqué es importante protegerse del sol y el cómo debes hacerlo cuando tengas la crema solar en tus manos y no tengas al farmacéutico delante. Esto es lo que el farmacéutico debería saber sobre ti antes de recomendarte una crema solar u otra:

 

  • Conocer tus necesidades

Para ofrecer una buena recomendación la farmacia debe conocer las necesidades de quien se pondrá el protector solar. Si adecuamos el solar a lo que busca el consumidor del producto conseguiremos una mayor adherencia al tratamiento y a nuestro consejo. Esto se va a traducir en que quedes satisfecho, agradecido y, lo más importante, comprometido con la salud de tu piel ya que la protección solar es una cuestión de salud.

 

  • Tener en cuenta tu fototipo

Ante una consulta sobre protección solar debemos tener en cuenta tu fototipo y el tipo de tu piel. Esto lo podemos conocer con un análisis de piel ya sea visualmente o mediante un dermoanalizador. Si en tu farmacia no disponen de dermoanalizador, no te preocupes, pues el personal de la farmacia conoce las características de cada fototipo y los rasgos característicos de cada tipo de piel  así que visualmente también lo podemos determinar. Con el fototipo ya sabremos el Factor de Protección Solar en el que nos debemos centrar.

 

  • Conocer tu tipo de piel

En cuanto al tipo de piel, es importante que el farmacéutico te ayude a identificar si tienes una piel normal, mixta, con tendencia a grasa o seca, con el fin de encontrar la textura ideal para ti.

En este sentido, te recomendamos que no utilices el mismo protector solar para toda la familia, pues la piel de un niño tiene unas necesidades muy diferentes a la piel de un adulto. El primero puede tener la piel muchísimo más sensible frente a las radiaciones, y si, por ejemplo, tiene la piel atópica requiere un solar con unas características especiales como las de Ladival Niños y Pieles Atópicas.

 

  • Qué formato es mejor para ti

También es importante que informes al farmacéutico tus gustos en cuanto a formato. ¿Te gusta más un formato en spray, gel crema, fluidos…? Esto te garantizará una aplicación agradable.

Si aplicas texturas que no se adaptan a tu tipo de piel, pueden producirte algunos granitos quedándote con la sensación de que la protección solar en general te produce acné, cuando probablemente lo que ha sucedido es que tienes una piel con un poco de tendencia grasa y has utilizado una textura que no es Oil free. Si eres una persona a la que el simple hecho de aplicarse protección solar no le gusta demasiado, una textura como la de Ladival Urban Fluid será ideal para ti.

 

  • Saber qué medicamentos tomas

No podemos olvidarnos de la medicación. Sabemos que hay medicamentos fotosensibilizantes y desde la farmacia es nuestro deber informaros a la hora de comprar un medicamento si es o no fotosensibilizante, advirtiéndote de los posibles efectos adversos a la exposición solar si no estás protegido.

 

  • Tus preocupaciones

También es importante que transmitas al farmacéutico cuáles son tus preocupaciones en cuanto a la prevención de arrugas, tratamiento de las manchas, evitar alergias solares, etc.. En definitiva, qué cuidado especial quieres para tu piel.

 

  • ¿Para qué vas a usar tu fotoprotector?

Antes de comprarlo informa para qué y cuándo vas a utilizar tu crema solar. Por ejemplo: si es para hacer deporte buscaremos uno que sea fácil de aplicar, que permita sudar y que no escueza los ojos como protector Solar en Spray Transparente de Ladival ideal para la práctica deportiva.

Desde la farmacia siempre buscamos la mejor opción de protección para ti, sin olvidarnos de que la textura y el formato te resulten lo más agradable y cómodo posible.

 

En este sentido tanto farmacéuticos como clientes están de suerte ya que hoy en día existen variedad de texturas, usos y formatos que hacen que sea más fácil encontrar una crema adecuada a cada tipo de piel que guste y proteja correctamente.

 

Cómo cuidar la piel del sol en Invierno

lv_imagen_blog_piel_frio

Después de un otoño caluroso, ahora sí que ha llegado el invierno y con él, el frío, el viento y la nieve. Los cambios bruscos de temperatura debido a las calefacciones en nuestras casas, la exposición al sol sobre todo en la montaña y el viento hacen que nuestra piel esté más seca y tirante que en otras épocas del año. Una buena crema hidratante y un serum reparador deben incluirse en nuestra rutina diaria.

El frío hace que no tengamos tan presentes los efectos nocivos del sol como en verano, de hecho, agradecemos cuando este hace presencia en la estación invernal, pero no debemos olvidar que aunque la intensidad de las radiaciones UV-B es menor en esta época del año, no ocurre lo mismo con las radiaciones UV-A responsables del fotoenvejecimiento, las manchas solares y el cáncer de piel ni con la radiación infrarroja-A (IR-A) que llega hasta la capa más profunda de nuestra piel o hipodermis y es la responsable de las arrugas profundas, del envejecimiento prematuro y de la deshidratación de nuestra piel.

Leer Más

Back to top