¿Cómo afecta la luz azul de las pantallas a nuestra piel?

El móvil, la televisión, la tableta o el ordenador nos están ayudando en muchas facetas de nuestras vidas y, por eso, se han convertido en dispositivos esenciales. Pero ¿afecta a nuestra piel estar todo el día con dispositivos electrónicos?

El 64% de las personas desconocen qué efectos puede tener la luz azul en la piel, según una encuesta de Unilever realizada en agosto del 2020.

¿Qué pasa cuando nos exponemos a las pantallas que emiten luz azul?

Estudios recientes muestran que demasiada exposición a la luz emitida por los dispositivos electrónicos, y también luces LED, puede provocar reducción y muerte de células de la piel. Asimismo, también puede generar estrés oxidativo que tiene lugar cuando en nuestro cuerpo se producen compuestos que no son útiles para la vida (los radicales libres, por ejemplo). Una consecuencia de esto podría ser el envejecimiento prematuro. Además, la hidratación también disminuye cuando nos exponemos a este tipo de luz.
Por otra parte, un estudio encontró relación entre las pieles más oscuras, un alto grado de exposición a luz azul e hiperpigmentación.

En conclusión, la exposición excesiva a la luz azul puede incrementar las líneas de expresión, las arrugas y las ojeras.

¿La única fuente de luz azul son las pantallas?

No, de hecho, la radiación solar es la fuente mayoritaria de luz azul. Sin embargo, en la actualidad el consumo de pantallas que emiten este tipo de luz va en aumento, por lo que si sumamos la exposición solar a la de dispositivos móviles podemos llegar a alcanzar una exposición abusiva con los efectos negativos nombrados anteriormente.

¿Cómo puedo cuidar mi piel para evitar los efectos de la luz azul?

Para protegerte de la luz azul, así como de las radiaciones UV-A, UV-B, IR-A y la luz visible te recomendamos aplicar a diario Ladival® Prorepair Fotoliasa. Este fotoprotector con FPS 50+ es apto para todo tipo de pieles, incluso las dañadas por el sol. Prevén, repara y regenera tu piel con Ladival® Prorepair Fotoliasa.

Comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *