¿Cómo estar más moreno en invierno?

Seguro que te has hecho esta pregunta unas cuantas veces, sin embargo, pocas veces se sabe  responder. La mayoría deseamos conservar nuestro moreno todo el año, estar bronceados nos favorece y lo sabemos, pero es complicado mantenerlo todo el año, por eso os vamos a explicar unos cuantos trucos.

Antes de nada,  debemos  saber porqué perdemos nuestro moreno en pocos meses. Entre nuestras células de la piel se encuentran los melanocitos, que son los encargados de producir melanina (responsable del color) y transmitirlas al resto de células.  Al exponernos al sol de una forma más intensa y más continuada aumentamos la producción de melanina en el interior del melanocito, subiendo nuestro tono de piel hasta broncearnos. Este es el proceso que nuestro cuerpo realiza de forma habitual para protegernos del sol.

Al disminuir la exposición solar, el melanocito vuelve a su estado normal y crea menos melanina, volviendo a nuestro tono de piel original. Este proceso no es inmediato,  vamos perdiendo células muertas de la superficie de nuestra piel diariamente hasta hacer una renovación completa a los 24 días.

Sabiendo esto, os vamos a dar unos consejos para mantener la piel bronceada en invierno.

  1. Uno de las cosas más importantes es; mantener el bronceado después del verano. Utiliza SIEMPRE el after sun o la Hidratante corporal de Ladival, tras la exposición solar habitual, con textura gel-crema de rápido absorción, perfecto para toda la familia, pieles alérgicas o reactivas, todos los días. Sin duda es básico mantener una piel sana e hidratada para que nuestro moreno luzca perfecto el mayor tiempo posible.
  2. Realizar una suave exfoliación, una vez a la semana. ¡Ojo! Mucho cuidado con exfoliaciones profundas, con alfahidroxiacidos a altas concentraciones, nos harán perder el moreno mucho más rápido.
  3. Tu gran aliado en el invierno será tu maquillaje. Utilizar el compacto dorado o arena de Ladival te permite estar protegida frente a la radiación con Spf 50+ y mantener tu maquillaje perfecto todo el día. Es un compacto urbano y cómodo, lo podrás llevar en el bolso o en el neceser y reaplicar  cada dos horas, sin perder protección ni bronceado.
  4. Por último, si te apetece, puedes utilizar algunas cremas autobronceadoras. Te daré unas pautas antes de utilizarlas, digamos que no son del todo fácil de aplicar, además no llevan FPS, con lo que es solo para “teñir” la piel.

[Tweet «Es básico mantener una piel sana e hidratada para que el moreno luzca el mayor tiempo posible»]

  • Antes de nada debes escoger el tono de bronceado que deseas. Últimamente la mayoría de estas cremas van aumentando el tono con la reaplicación, pero otras no. Así que cuidado con esto, mi consejo, haz una prueba antes de usarlas en una pequeña zona para ver cómo queda.
  • Utiliza un exfoliante antes de aplicar el bronceador. No dejes ninguna parte sin exfoliar o quedara a rodales en vez de homogéneo.
  • Cuidado con como lo aplicas, si es con las manos, pon un poco de vaselina alrededor de las uñas para evita que esa zona coja mas color que el resto. En cuanto hayas terminado, lávala tus manos meticulosamente.
  • Mucha atención a la ropa que vayas a ponerte tras aplicarlo, puede mancharla.
  • Mantén tu piel hidratada para un color homogéneo.

Para terminar, no te confíes con el sol de invierno, recuerda que es tan perjudicial como el de verano, utiliza tu protector de la gama de ladival que mejor se adapte a tu tipo de piel y reaplicalo cada dos horas. Recuerda, por un bronceado sano y saludable.