¿Estás embarazada? Descubre por qué te salen manchas en la piel y cómo evitarlas

Cuando estamos embarazadas una de las cosas que intentamos hacer es cuidarnos mucho, cremas anti-estrías cada mañana, vitaminas, hierro…¿Pero qué pasa con el Cuidado Facial?

El melasma o cloasma es un trastorno de la pigmentación de la piel, normalmente relacionado con un tema hormonal y suele aparecer en el segundo o tercer trimestre del embarazo. El principal factor implicado en la aparición del melasma es la exposición solar. La luz UV incrementa la síntesis de las hormonas responsables de estimular la producción de melanina (pigmento responsable del bronceado).

Este trastorno es el que nos causa esas pequeñas manchas en la zona de las mejillas, frente, nariz y en el labio superior, que tienen un color café con leche y que se aclaran cuando la carga hormonal vuelve a la normalidad, pero no desaparecen en su totalidad.

Exponer tu piel al sol sin protección, aunque sea invierno, si estás embarazada, hace que el melasma tenga más probabilidad de desarrollarse. Una vez que han aparecido las manchas en la piel muy difícilmente las verás desaparecer en su totalidad.  Con lo que cobra mayor importancia una buena prevención, antes de que la mancha ya haya aparecido en tu piel. Os recomiendo aplicaros protección solar diariamente como una rutina de cuidado facial más.

Aquí os dejo cinco consejos de rutina diaria de cuidado facial que os ayudarán a prevenir  su aparición, o si por el contrario estas manchas ya han aparecido en tu piel, como corregirlas:

  1. Es importante limpiar y secar tu piel cada mañana.
  2. Aplica un Sérum Regenerador para recuperar el equilibrio natura de tu piel, o bien tu crema habitual de cuidado facial diario.
  3. Aplica un protector solar con una protección ALTA (FPS 30 / 50) en el rostro, manos, cuello y escote.
  4. Si vas a realizar actividades al aire libre, renueva el protector solar.
  5. Por la noche limpia, seca e hidrata tu piel nuevamente.

Una de las marcas  que te pueden ir muy bien durante tu embarazo es Ladival con protección frente a las radiaciones UVA/UVB/IR-A.

Además, Ladival Acción Anti-manchas previene y regula la producción de melanina y lipofuscina, previniendo la aparición de manchas en la piel y corrigiendo visiblemente las ya existentes.

Prevenir es mejor que curar y en este caso es tan sencillo como incorporar un buen protector solar a tu rutina de cuidado facial diaria. Recuerda que  un hábito se adquiere cuando realizas una actividad durante 21 días seguidos. Este hábito que te proponemos es fàcil y puedes continuarlo inlcuso después de tu embarazo, ya que el  fotoprotector solar es el mayor anti-edad que existe en el mercado.

¿Te atreves a probarlo durante 21 días? La prevención, la mejor medicina.