Vitiligo y Sol

El vitíligo es una enfermedad benigna de la piel que causa manchas blancas en distintas partes del cuerpo, principalmente aquellas que están más expuestas al sol: rodillas, labio, rostro, brazos.

En el último año esta patología ha tenido un fuerte impacto en la sociedad, debido aparición de la modelo Chantelle Winnie, que ha reivindicado la autoestima femenina con su aportación en una firma de ropa conocida.

Tiene lugar cuando los melanocitos (células encargadas de producir la pigmentación de la piel) se destruyen a causa de mecanismos autoinmunitarios, después de haber sufrido una quemadura solar o algún evento que haya supuesto un estrés emocional. Esto da lugar a la pérdida progresiva del color de la piel que comporta generalmente problemas estéticos y sociales.

La melanina, además de ser la sustancia que produce la pigmentación de la piel, también nos protege del Sol. En ausencia de este pigmento, las radiaciones solares atraviesan la piel y pueden dañar la reproducción de las células, dando lugar a quemaduras o eritemas graves (a corto plazo) o cáncer de piel (a largo plazo).

Por tanto, es imprescindible aumentar la fotoprotección durante los meses de verano ya que se ha visto que las quemaduras solares empeoran el vitíligo y las manchas blancas son más sensibles a quemarse con el Sol.

Recomendaciones a los pacientes con vitíligo:

  • Evitar la exposición solar o tener especial cuidado durante las horas centrales del día (entre las 10 de la mañana y 4 de la tarde).
  • Usar ropa que proteja, sombrero y gafas solares con un índice de protección entre 99-100% frente a los rayos UVA y UVB.
  • Una protección solar alta, ya que sin melanina la piel se quema. Se recomienda que el fotoprotector sea SPF 50, aplicar cada 2 horas e incidir aún más en las área expuestas donde haya lesiones.

Ladival FPS 50 para pieles sensibles o alergicas

Se trata de una fórmula gel crema oil-free de absorción muy rápida y con una protección alta. Indicado para aquellas pieles fotosensibles o intolerantes al Sol, como en el caso del vitíligo.

Además, su fórmula SIN hace que sea totalmente recomendable para las pieles más sensibles, respetando y evitando todo tipo de alergias solares.