Mostrando todos los resultados 3

Protección
Solar Corporal

Los protectores solares de Ladival® cuentan con formulaciones cuidadosas para proteger del sol todo tipo de pieles. Su estudiada composición está especialmente diseñada para pieles fotosensibles o con tendencia acneica, ya que presentan necesidades especiales que no se solucionan utilizando factores de protección altos. Este tipo de pieles necesitan una formulación adecuada a sus características que garantice una segura exposición al sol.

Ladival® Pieles Sensibles o Alérgicas contiene únicamente los ingredientes indispensables para proporcionar una correcta protección solar, evitando posibles alérgenos. Se trata de un gel crema, oil free, que tras su aplicación se absorbe rápidamente dejando una sensación fresca y agradable sin aporte de grasa a la piel. Además, está formulado sin colorantes, sin conservantes, sin perfume y sin emulsionantes PEG, resultando muy adecuado para todo tipo de pieles, pero sobre todo para aquellas que presentan alergias solares (como la dermatitis de Berloque), acné aestivalis (acné de Mallorca) o tendencia acneica.

Asimismo, ¿sabías que puedes protegerte del sol sin renunciar a tu bronceado? Ladival® Protección y Bronceado, con Tosolin®, un activo que proporciona una protección eficaz y estimula la producción de melanina, consiguiendo un bronceado natural 95% más intenso, 77% más duradero y 90% más rápido. Si tu piel es de las que nunca se broncea, esta opción te será muy útil porque tú también te mereces que el sol acaricie tu piel.

BRONCEADO SALUDABLE, TAMBIÉN PARA PIELES SENSIBLES


PROTEGER TU PIEL SIN AÑADIDOS

Los protectores solares clásicos pueden provocar reacciones de hipersensibilidad en la piel. Para lograr una protección solar óptima, más allá de elegir el factor de protección adecuado según el fototipo, es importante contar con productos cuya formulación sea respetuosa con las necesidades específicas de cada tipo de piel.

Los parabenos son compuestos que se usan en cosmética como conservantes, porque tienen efecto antimicrobiano y antifúngico. Sin embargo, al aplicarlos sobre pieles sensibles y alérgicas pueden producir irritación.

Los perfumes, en contacto con la radiación solar, también causan irritación en la piel.

Los emulsionantes PEG se encargan de estabilizar la emulsión en los productos cosméticos. Es decir, hacen que sustancias que no se mezclarían por sí solas acaben integrándose bien. Pero, estos componentes, cuando entran en contacto con el sol, también pueden generar reacciones en forma de irritación.

A pesar de no tener la piel sensible, estos compuestos son igualmente fotosensibilizantes, por lo que afectan en menor o mayor grado, según el tipo de piel. Por eso, es importante elegir siempre un protector solar SIN* y asegurarse de aplicarlo correctamente para proteger la piel a diario de la mejor manera: sin riesgo y con una protección de alta calidad en su formulación.

EL EXPOSOMA DE LA PIEL

El impacto más agravante del daño cutáneo son las radiaciones solares, pero también influyen añadidos como la contaminación, la temperatura, el uso inadecuado de cosméticos o la alimentación y el tabaquismo.

El epidemiólogo Christpher P. Wild, director de la Agencia Internacional para la investigación del Cáncer, definió bajo el concepto exposoma todos esos “factores de exposición que van llenando la vida de una persona desde su nacimiento hasta su muerte”.

Por ejemplo, numerosos estudios demuestran que, a más exposición a la contaminación ambiental, mayor es el envejecimiento de la piel. La nutrición también es un factor determinante, ya que una dieta rica en verduras, aceite de oliva y legumbres protege en mayor medida frente al daño actínico cutáneo, que una alimentación rica en carne, productos lácteos y mantequilla. Es más, según concreta la Academia Española de Dermatología y Venereología, AEDV, un estudio realizado en mujeres japonesas comprobó que la nutrición puede ser responsable de hasta el 30% de las arrugas.

Así que, conviene proteger la piel de todos los factores que la agreden y blindarla a diario frente a las radiaciones solares, ya que existe evidencia científica de que las personas que no utilizan protección solar diaria envejecen hasta un 24%.

Elige proteger tu piel a diario. Recuerda que es el órgano más extenso de tu organismo y necesita ser cuidado con productos que la respeten y cubran todas sus necesidades sin añadidos innecesarios.

 

¡DISFRUTA SOLO DE LO BUENO DEL SOL!